¿Qué quiero decir con: “el peso de la herencia familiar”?

Cuando hablo del peso de la herencia familiar, me refiero a la carga de nuestros antepasados. En muchas ocasiones, podemos llevar encima esta carga que no nos permite avanzar o culminar nuestros deseos.

Se trata de un fenómeno que tiene una gran influencia. Sin embargo, y en la mayoría de ocasiones, pasa totalmente desapercibido para la persona que lo está sufriendo.

¿Has escuchado en alguna ocasión decir a alguien… no hay forma de encontrar trabajo, o de consolidar una relación, o de llegar a final de mes y ahorrar algo?

Cuando, por mucho que se esfuerce, una persona no acaba de obtener los resultados esperados, hay que comenzar a pensar que hay algún  impedimento a nivel inconsciente que no le permite alcanzar su meta. La persona afectada lo vive como una especie de “maldición”. Se sentirá enfadada, frustrada, ya no sabrá qué hacer… incluso la persistencia de esta situación puede llevarla a la pérdida de motivación y a la depresión. Lo curioso es que, en realidad, lo que su subconsciente intenta hacer es protegerle para evitar un mal mayor, pero…

  • ¿Puede existir un mal mayor que no conseguir un trabajo para subsistir?
  • ¿Puede existir un mal mayor que no consolidar ninguna relación de pareja, por muchos esfuerzos que se hagan para mantener las relaciones?

¡¡La respuesta es SI!!

Bueno…en realidad es SI y NO.

Vamos por partes…

La función principal del cerebro es la de coordinar todos los datos y señales necesarios para hacer que el cuerpo sobreviva. Ajustará todo el sistema biológico para permitir que puedas sobrevivir como individuo, e incluso como especie.

A nivel colectivo hay una necesidad de perpetuar la especie. Es decir, procrear y mantener la vida para no poner en riesgo el futuro de la especie.

 

Si en una familia se ha vivido un gran drama asociado al trabajo, esto puede generar en alguno de los descendientes un gran estrés inconsciente. Y este estrés también lo percibirá sutilmente la persona que entreviste a ese descendiente en una entrevista de selección de personal. El entrevistador lo captará y pensará: “Esta persona tiene miedo a trabajar, no quiere trabajar. Mejor no la contrato”.

A nivel consciente, la persona sí quiere el trabajo y, además, lo necesita. Pero su inconsciente lo está bloqueando, lo intenta impedir utilizando todo lo que está a su alcance.

En mi consulta he visto casos como este.

Persona que busca trabajo y no hay manera de conseguirlo, hace un gran esfuerzo y no consolida nada. Al echar un vistazo a su árbol genealógico y a su historia familiar, encontramos que uno de sus abuelos murió a causa de un accidente laboral. Y ahí ya tenemos el factor estresante. Esa persona dejó esposa y varios hijos sin medios para salir adelante. Esa situación supuso la dispersión de la unidad familiar, dejando a algunos hijos con otros familiares o en una casa cuna por no poder alimentarlos. Todo un drama familiar a partir de la muerte de uno de los miembros de la familia en su puesto de trabajo.

Los descendientes de ese abuelo son “herederos” y portadores de ese drama que vivió la familia, aunque no todos experimentarán efectos negativos a causa de ello. Puede que solo afecte a una persona de entre, quizás, veinte descendientes. Pero la situación puede generar mucho estrés, frustración y sensación de impotencia a esa persona a la que se le active ese recuerdo.

La parte positiva de este fenómeno es que, una vez detectado e interiorizado el problema, una vez se ha comprendido por qué el inconsciente impide acceder a los objetivos… el nivel de estrés inconsciente se reduce y suelen darse cambios que permiten conseguir las metas planteadas.

 

Fragmento del capítulo 4 del libro: “EL CAMINO SECRETO HACIA LA PROSPERIDAD”

ADQUIERE UN EJEMPLAR  GRATIS en formato ebook

EL VIERNES 1 DE MAYO en AMAZON

 elcaminosecreto.com